En el BIR hace 40 años (continuación)

En el barracón del BIR

En el barracón del BIR

La actividad de un domingo, a no ser que se tenga servicio, empieza con diana y almuerzo. A continuación vestirse de paseo y la obligación de asistencia a misa. A partir de este momento, tiempo libre hasta la noche a la hora de pasar la lista. Como consecuencia de la vacunación de ayer, hay muchos compañeros con fiebre, no es mi caso. Todavía no tenemos permiso por salir del BIR y tenemos de pasar las horas como mejor se pueda.

Nos han hecho entrega del fusil de asalto “cetme” y han hecho una teórica de su funcionamiento, enseñándonos a desmontarlo y limpiarlo.

La rutina es realmente agotadora, nos debemos cambiar de ropa un montón a veces, algún día he contado hasta diez cambios de ropa. Botas para la instrucción, deportivas para la gimnasia, sandalias para el resto. En la instrucción nos están exigiendo mucho, a la más mínima que alguien no lo haga como el instructor de turno quiere, se lleva una buena bronca y alguna que otro empujón.

Hemos empezado a hacer instrucción con el cetme y esto ya son palabras mayores. Lo primero que nos han hecho hacer es desfilar durante veinte minutos con el cetme cogido por la mano derecha y levantado dos dedos del suelo. A los veinte minutos tenía la mano dormida. Después veinte minutos de paso ligero con el arma al pecho y cogida con las dos manos, para acabar haciendo movimientos varios con el cetme. Al ser la primera vez ha salido desastrosamente y hemos repetido los movimientos durante dos horas, hasta que los instructores se han cansado. A continuación a cambiarse para la gimnasia. La primera hora hemos hecho movimientos y la segunda, un paso ligero. Cambio de ropa y al baño, nos quedamos con el pantalón de gimnasia y sandalias. Nos bañamos en la playa, completamente desnudos. Hace mucho frío, viento y el agua está congelada. De nuevo cambio de ropa y a comer, media hora de descanso, dos horas de instrucción, cambio de ropa y dos horas por teórica. Un nuevo día a “tuti pleni”.

Casi todo el mundo está constipado, yo por el momento y toquemos madera, me estoy librando. Se nota, porque por las noches hay un concierto de tos y de estornudos. En cualquier caso el cansancio acumulado hace que me duerma como un angelito y eso permito a los chinches hacer de las suyas.

About Mili Sahara

Saharià 1974-975 (caporal transmisions, Villa Cisneros i Edchera)

Posted on 27 gener, in Sense Classificar. Bookmark the permalink. 1 Comentari.

  1. Si te tocaba imaginaria y encendías una linterna verías a los compañeros durmiendo y sobre ellos los ratones a los cuales algunas veces había que presentarle al cabo 1º por las mañas algunos ratones muertos por el imaginaria.
    año 1965 en los barracones y aun existían las tiendas de campaña y ahí si que hacia frió ya que el imaginaria tenia que estar fuera de la tienda, casi siempre estas imaginarias eran arrestadas.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: