Destino Villa Cisneros

Salimos del campamento a primera hora de la mañana con dirección a Villa Cisneros. Nos espera una larga jornada del día 07-04-2009 en la que habrá de todo, calor, siroco, frío y hasta una avería en uno de los coches.

Del campamento a la carretera

Atravesamos la parte del desierto que hay entre el campamento y la carretera, una vez en la carretera me vuelven los recuerdos de hace 35 años, en concreto el 28 de marzo de 1974 que fui trasladado del BIR a Villa Cisneros mi primer destino, lo explico en “Del BIR a Villa Cisneros”, también José Pardo nos cuenta su traslado a Villa Cisneros en un vídeo.

Por la carretera

Van pasando los kilómetros y el paisaje se vuelve monótono, siempre lo mismo, inmensos pedregales y la incomodidad se vuelve rutina. Habrán pasado unos 200 kilómetros y pregunto a “periquito ferotge” si hay intención de parar, me contesta rápidamente que en una media hora nos acercaremos a los acantilados que hay muy cerca de Cabo Bojador. Por fin podemos hacer esta primera parada y el paisaje es muy espectacular, el desierto se pierde en el océano y la frontera son unos acantilados impresionantes.

Acantilados cerca de Cabo Bojador

Otra vez la casualidad y los recuerdos que vuelven a mi cabeza, en Febrero de 1975 se organizó una patrulla de radio de unos cinco días de duración, estando yo aquellos días en el regimiento mixto de ingenieros del Aaiun. El destino fue a los acantilados cercanos a Cabo Bojador, o sea un lugar muy próximo al que hemos parado, quizás el mismo en el que nos encontramos.

Hilari en los acontilados cercanos a CaboBojador en Febrero del 1975

Continuamos la marcha y al poco rato entramos en Cabo Bojador, que ha crecido enormemente, ya que en nuestra época de la mili había un faro y poca cosa más y hoy en día es una ciudad que puede tener unos 20000 habitantes. Hay un siroco respetable, bueno “siroquillo”. Aquí hacemos una parada técnica, los conductores quieren repostar y estos días hay ciertos problemas para conseguir combustible. Mientras nosotros nos quedamos en un bar tomando un refresco y aliviando nuestras necesidades fisiológicas ellos se van en busca del preciado oro negro. Pasada una hora aproximadamente nos pasan a recoger y emprendemos la marcha no sin antes pasar por las playas, que han convertido en un paseo de varios kilómetros.

Faro de cabo Bojador

Seguimos la ruta y después de unos cien kilómetros más al sur paramos a comer en un pueblo de pescadores, inexistente hasta hace poco tiempo. Sin tiempo para más alegrías seguimos rumbo a nuestro destino. Las horas han ido pasando y el cansancio hace mella, de repente y a 72 kilómetros de Villa Cisneros, el vehículo que lleva el equipaje, sufre una avería y nos tenemos que detener.

Vehículo averiado

Los conductores comprueban que la avería es muy seria y que el coche no puede continuar. Los móviles echan chispas y por fin consiguen un coche que vendrá desde Villa Cisneros a sustituir al coche averiado y una grúa que vendrá desde el Aaiun a remolcarlo. En cualquier caso el vehículo de sustitución tardará unas horas y la grúa no llegará hasta las tres de la madrugada. Al encontrarnos cerca de los acantilados nos acercamos y podemos ver el extraordinario panorama que se nos ofrece.

Acantilados a 72 kilómetros de Villa Cisneros

Otra vez la suerte del destino hace que pueda recordar otra historia de la mili. A finales de Mayo de 1974 Andrés Moran y yo salimos de patrulla de radio, con un grupo de compañeros, de la compañía mixta de ingenieros ubicada en el cuartel Alejandro Farnesio de Villa Cisneros y nos dirigimos hacia el norte en dirección a un lugar de la costa muy parecido a este, muy bien podría ser cerca de aquí a pocos kilómetros. Esta historia la explico en mi “Primera patrulla de radio”

Andrés, Hilari y los compañeros en la patrulla
Hilari de patrulla

Van pasando las horas i el sol ha empezado a ponerse, el frío empieza a dejarse sentir y aunque el guía nos dice que ya están de camino y que nos vienen a buscar, cierta incertidumbre se apodera de todos nosotros.

Se hace de noche en los acantilados

Por fin llega el vehículo de sustitución y podemos continuar la marcha. El coche averiado y su conductor se quedan solos en la negra noche y hasta las 3 de la madrugada no vendrá la grúa que lo ha de remolcar hasta el Aaiún. Nosotros continuamos hacia nuestro próximo destino, quedan 72 kilómetros que se hacen eternos, la gran mayoría de nosotros estamos muy pendientes y vamos contando cada kilómetro ya que a dos kilómetros de Villa Cisneros se encuentra el cuartel Aleandro Farnesio, en el que pasamos 7 de nosotros buena parte de la mili, Carles en transmisiones, Pere Nolla en zapadores, José Pardo en transmisiones, Andrés Moran en transmisiones, Berto en automóviles, Pere Espulga en comandancia militar y Hilari en transmisiones. Ramiro estuvo en Nómadas de Aargub, pero pasó algún tiempo en Villa Cisneros, por tanto el único que no havia pisado la ciudad ni el cuartel es Ernest que estuvo destinado en Cabrerizas en playa del Aaiún. Llegamos al cruce de Aargub y Villa Cisneros y un nuevo control policial nos detiene, no lo he contado antes pero los controles han sido y serán una constante durante todo el viaje, una señal de tráfico marca 29 kilómetros para Villa Cisneros y por tanto 27 para cruzarnos con el Alejandro Farnesio. “periquito ferotge” de “chacal” quedan 7, 6, 5 …kilómetros y por fin atravesamos la puerta de entrada a la ciudad y a continuación a la izquierda podemos ver nuestro cuartel, el corazón se nos encoge a todos los saharianos ya que el cuartel está idéntico, pero las fotos las dejamos para hacerlas de día ya que pasamos a toda velocidad y además es de noche y estamos muy cansados.

Llegamos a un primer hotel del que salimos en diez minutos ya que las condiciones higiénicas no son nada deseables, esto parece una novatada “pastilla” que el guía nos has querido hacer, como la que recibimos el primer día de la llegada al cuartel en la mili, no hay toallas ni papel de water, algunas de las habitaciones están sin limpiar. Vamos a un segundo hotel que nos lleva el guía y este es todo lo contrario, la pregunta es porqué no hemos ido directamente a este? Nos acomodamos y vamos a cenar a un restaurante cercano en el que nos sirven langosta de primero y pescado de segundo. Por fin podemos descansar y dormir en una cama decente.

Hotel de Villa Cisneros
Hotel de Villa Cisneros
Hotel de Villa Cisneros

About Mili Sahara

Saharià 1974-975 (caporal transmisions, Villa Cisneros i Edchera)

Posted on 16 Mai, in esp (01) Retorno al Sahara - 2009. Bookmark the permalink. Deixa un comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: