EDCHERA – ESTADO DE GUERRA

Hilari Joan i d’Argila
BIR Nº 1 – Playa del Aaiun – 1ª cia – Enero – Marzo 1974
Regimiento Mixto de Ingenieros nº 9 Transmisiones Villa Cisneros – Abril – Septiembre 1974
Sección de Transmisiones – Edchera – Septiembre 1974 a Abril 1975

Hilari Joan a EdcheraEl Sábado día 14 de septiembre de 1974 empezó la acción, a partir de ese día poco me aburriría. A media tarde y mientras intentábamos hacer la siesta, se produjo una alarma general, el motivo era que Marruecos estaba concentrando tropas en la frontera norte. A toda velocidad nos vestimos con el uniforme de combate, cogimos el armamento, tiendas de campaña, comida y mantas. Las tripulaciones con Land-Rover asignado se pusieron en marcha con la compañía legionaria que les correspondió, en total salieron cinco, ya que los otros tres vehículos salieron el día de mi llegada y todavía no habían vuelto. Edchera se vació y solamente se quedaron un contingente de legionarios para defenderla, pistolos asignados a otros servicios, el teniente, los dos sargentos y los 4 de transmisiones que no teníamos vehículo asignado. Al cabo de un rato llegaron tres Land-Rover de transmisiones procedentes del Aaiun y nos tuvimos que distribuir en esos vehículos. Pasamos toda la noche y la mañana siguiente metidos en los vehículos, en permanente escucha y comunicación con los vehículos desplazados y preparados por si teníamos que salir en cualquier momento. Al mediodía se relajó la alerta y se quedó en Edchera uno de los tres Land-Rover venidos del Aaiun. Este vehiculo se quedó aparcado al lado de la entrada de la edificación donde residía el coronel de la legión y se quedó permanentemente asignado al mando legionario, siendo prácticamente mi casa durante los próximos días y mientras no regresaran los compañeros de transmisiones que se marcharon destacados o de de patrulla. En un futuro se irá substituyendo pero a partir de ese momento siempre habrá un Land-Rover que hará de emisora base y estará a disposición permanente del mando legionario.
El viernes 20 de septiembre empiezan a regresar algunas tripulaciones de las que se marcharon y parece que la situación se empieza a relajar un poco. Tres de los vehículos tardaron unos días más en volver, ya que la legión estaba montando tres puntos defensivos permanentes en pleno desierto y en dirección a la frontera. Estas unidades desplazadas se tendrían que ir relevando, con el que se organizarían turnos. A partir de ahora cada quince días aproximadamente, me tocaría ir a dormir de cuatro a seis días con los alacranes, lefas y millones de moscas.
Oasi de Messeied
Poco a poco nuestra situación en Edchera va mejorando. Han montado literas con colchones de espuma nuevos. Han reservado un espacio del barracón para hacer una pequeña cantina y han instalado un televisor. Nos han repartido sacos de dormir nuevos y unos tabardos de color verde, muy modernos y para estrenar, que irán de primera en las muchas salidas al desierto, ya que pronto empezará a hacer mucho frío por las noches. A partir de Noviembre montarán un cine al aire libre en el que cada día pasarán películas. Lo que no cambiará será la inexistencia de comedor y las comidas se tendrán que hacer acomodándose en cualquier rincón, unos ladrillos para sentarse será la única comodidad.
Como pasó en el BIR y también en Villa Cisneros, aquí también tuve grandes amigos, la mayoría ya conocidos de Villa Cisneros, pero aquí los vínculos se están haciendo incluso más grandes. Recuerdo a Florentino asturiano “cabo folio”, Valentín Robados, extremeño y viviendo en Mallorca, el granaino de Castell de Ferro, Edo de Castellón, el canario, Angel Nieto vasco y viviendo en el Hospitalet. Y muchos otros de los que no recuerdo el nombre y me sabe muy mal.
De visita al BIREl domingo 22 de Septiembre nos dan permiso para poder pasar el día en el Aaiun. Ésta y las otras veces que iré, podré telefonear a casa, comer bien, ir al cine, pasear, comprar.
Uno par de veces, iré al BIR a ver a los reclutas que acaban de llegar, tal como hicieron conmigo cuando yo era “reclutín”. Acabaré conociendo la mayoría de restaurantes y bares del Aaiun, tampoco era tan difícil ya que la oferta era más bien escasa. Las comidas y refrigerios serán frecuentes en el parador y también en el aeropuerto.
Aprovecharé para visitar a mis amigos del BIR que hace mucho tiempo que no veo. Al que visitaré más veces será a Zamora, él es enfermero de helicópteros, dispone de muchas comodidades. Iré a ver a Molina, está en intendencia y me explicará cómo fue el nacimiento, el mes de junio, de su hija y de las ganas que tiene de acabar con todo esto y de volver. A Xavier lo veré el mes de Enero en sanidad, no ha podido ser antes ya que ha estado de permiso. Él si tiene todas las comodidades, trabaja en una oficina vestido con bata blanca, está libre de servicios de armas, no pasa ni diana, ni retreta y puede salir al Aaiun de paisano. A Sayas no recuerdo explícitamente haberlo visto, pero tengo que suponer que si, ya que lo que recuerdo es haber ido al cuartel de tropas nómadas y haberme comprado una siroquera y un macuto, fue probablemente aquel día que nos vimos.
En el exterior de las murallas de Edchera hay una especie de campo de fútbol, al menos hay dos porterías que están a punto de caerse.
Eso es motivo suficiente para que se organicen partidos de fútbol. Cada compañía legionaria tiene su equipo y la sección de transmisiones también a formado el suyo.
Futbol en Edchera
Siempre que se puede jugamos partidos y lo hacemos con los efectivos disponibles en cada momento. Recuerdo como mínimo tres partidos en los cuales jugué y por cierto que la competencia era feroz y los resultados muy ajustados y con alguno que otro lesionado.
Oasi MesseiedEn varias ocasiones se organizó una excursión andando hasta el oasis de Meseied. Concretamente la primera fue el sábado 12 de octubre de 1974.
Este oasis está situado a unos seis kilómetros de Edchera, atravesando la sagia, río casi siempre seco de unos tres kilómetros de ancho a su paso por Edchera y que pasando por el Aaiun acaba desembocando en el norte del BIR. Siempre se hacía aprovechando algún día festivo y se apuntaban casi todos los que aquel día no tenían servicio o no habían ido al Aaiun. Cogíamos cantimploras, nos llevábamos un cetme por si acaso y empezábamos una caminata rápida de una hora, que atravesando la sagia nos llevaba hasta Messeied. En este lugar insólito en medio del desierto, se podía encontrar bastante agua, un bonito palmeral e incluso un rudimentario bar. También había un pequeño poblado de nómadas saharauis. Pasábamos el día descansando a la sombra de las palmeras, nos remojábamos con el agua fresca que salía de las rocas y tomábamos alguna bebida en el bar. Recuerdo que hicimos cierta amistad con un saharaui que en un par de ocasiones, que recuerde, nos invitó a tomar el té en su haima.
A la vuelta y en medio de la sagia, me metí en un buen jaleo. Vi el cuerpo sin vida de un dromedario semienterrado y me acerqué, en un instante me hundí en el barro hasta la cintura, suerte que reaccioné y me cogí a una roca y pude salir, si no reacciono, seguramente hubiera tenido que pedir ayuda a mis compañeros, o quizás hubiera tenido la misma suerte que aquel dromedario.
Al teniente como siempre le gusta darme “vidilla” y como pienso que reconoce que yo siempre estoy al pie del cañón, ha considerado que mi tripulación y yo, necesitamos un cierto descanso, nos pide que vayamos unos días al Aaiun, al Regimiento Mixto de ingenieros. El 5 de Noviembre vamos al Aaiun. El objetivo aparte de descansar de tanto desierto, es el de montar una emisora nueva en el Land-Rover y dejar preparado el coche para que nos lo pinten.
Nada más lejos de la realidad. El Regimiento Mixto era como una ciudad, donde solamente hay una clase social, la militar. Había oficiales y suboficiales por todas partes y daba pena andar por ahí, pues había que ir siempre con la mano levantada y saludando. Lo que más me fastidiaba era la vida que se llevaba que era totalmente diferente a la que había tenido hasta ahora, militarmente hablando, en el regimiento todo el mundo estaba ocupado y no existía el “escaqueo”, total que tenía muchas ganas de volver a Edchera. Eso era un “puto folio”, que si gimnasia, que si instrucción, todo el día formando para todo y muchos servicios. Yo que por las destinaciones que me habían tocado hasta ahora, me había librado de hacer las típicas guardias, aquí en el Aaiun acabé haciendo, que recuerde, un mínimo de dos guardias de cabo, ya que había rumores que a partir de mediados de Noviembre la mitad de la sección de transmisiones de Edchera bajaría a “descansar” al Aaiun y por desgracia se acabó cumpliendo.
Durante estos cuatro primeros días que estoy en el Regimiento Mixto, trabajamos como nunca para poder acabar cuanto antes y poder volver a Edchera, ya que aparte de no conocer a nadie, eso no nos gusta nada. La única ventaja es que por las tardes podemos salir al Aaiun y tener un poco de diversión.
De vuelta a Edchera, se confirma. El lunes día 11 de Noviembre cuatro vehículos con sus respectivas tripulaciones irán al Regimiento Mixto de ingenieros, según el teniente a descansar. Por suerte consigo evitar esas “primeras vacaciones en el Aaiun”.
Pero como todo llega, el día 25 de Noviembre me toca turno de ir al Regimiento mixto de Ingenieros, durante quinze días. Esta nueva situación no me inspira nada, me encuentro como si fuera recluta, encantado, gente nueva por todas partes y un ambiente diferente, desconocido. La mayoría de los que hacen la mili aquí, no han salido nunca al desierto o muy poco y por mucho que hagan la mili en el Sahara, la diferencia de hacerla en la península es que están lejos de casa, aunque reconozco que ya es muchísima diferencia.
Una de las tareas que realizamos esos días fue la de instalar un altavoz y un fluorescente en el Land-Rover. Al no tener ni idea y como nadie nos dio explicaciones, ni tampoco los medios necesarios, estuvimos un día entero montando y desmontando, pidiendo herramientas y cogiendo otras. O sea que como pasa casi siempre en la mili, nos buscamos la vida. Al final el trabajo salió coronado con el éxito y ya teníamos el mejor coche de la sección de transmisiones de Edchera. Pintado y como nuevo, emisora nueva, luz incorporada y altavoces para no tener que ir con los auriculares puestos. Por fin se acabó este mal sueño y el día 5 pudimos volver a Edchera.
Al regimiento mixto volveré tres veces. Del 5 al 15 de Enero, del 1 al 15 de Febrero y los últimos días de mili o sea del 7 de Abril al 15 de Abril.
Hilari i ZamoraComo era previsible al encontrarme en el cuartel del regimiento mixto en el Aaiun, he tenido que hacer guardias de cabo. Que recuerde han sido dos y las dos muy movidas. La primera la hice a mediados del mes de enero, fue muy complicada, primero por el desconocimiento de lo que tenía que hacer y segundo porque justamente aquel día el regimiento recibió la visita de un general. La segunda fue a primeros de febrero, durante el día todo fue tranquila pero por la noche todo se complicó, a las dos de la madrugada sonaron unos disparos cerca del cuartel, en seguida nos pusimos a la expectativa, al rato se presentó un coche de la policía territorial y nos preguntó si sabíamos algo, el resto de la noche ya fue un no parar, por este motivo y por causa de una ensaladilla rusa, resultó que medio acuartelamiento tuvo diarrea i también afectó a algunos de los que estaban de guardia, la anécdota pasó mientras llevaba a los soldados a las garitas correspondientes para hacer los turnos de guardia, se veía un tráfico impresionante de gente en dirección a las letrinas, en uno de los cambios de guardia uno de los soldados que llevaba en dirección a su garita, me lanzó el cetme y se fue corriendo hacia las letrinas, solucionado este imprevisto, se produjo uno de más grave, resulta que al llegar a una de las garitas para hacer el relevo el soldado de guardia había desaparecido, el susto fue enorme y recuerdo que incluso me temblaron las piernas, por suerte duró unos segundos, ya que a un hilo de voz saliendo desde detrás de unos bidones me dijo “cabo, estoy aquí”, me acerco y me encuentro al soldado subiéndose los pantalones.
El 20 de diciembre me toca volver al Regimiento Mixto pero suena la flauta y hay suerte, resulta que con la marcha a principios de Diciembre de los licenciados, se han reorganizado las tripulaciones y la mayoría nos quedamos. No recuerdo exactamente si fuimos todos o la mayoría los que nos quedamos en Edchera, la cuestión es que pude pasar las Navidades y el fin de año con mis compañeros y amigos.
Los de transmisiones de Edchera organizamos una gran fiesta de Noche Buena, a la que se apuntaron muchos legionarios. Todo el mundo colaboró, yo concretamente pinté el “FELICES FIESTAS” que sale en una de las fotos. Ya os podéis imaginar la fiesta, todos bebiendo y cantando y al final todos borrachos, menos yo que no bebo. Aunque en esa ocasión lo intenté y bebí todo lo que pude, con intención de coger la primera borrachera de mi vida, pero ni así lo conseguí. Recuerdo que un compañero y yo, los únicos que quedábamos en pié, nos pusimos a cantar villancicos por todas las compañías de los legionarios y estos nos lo agradecían dándonos de todo, sobre todo bebida, pero también alguna que otra moneda.
Nadal 1974 a EdcheraEl día de Navidad fue para olvidar, prácticamente nadie se levantó de la cama. La mayoría con resaca y los pocos con añoranza y depresión. El barracón era como un basurero lleno de botellas, restos de comida, papeles y hacía una peste insoportable a comida, bebida y vómitos.
El día 26 fue otro mal día. Me tuve que levantar a las seis de la mañana para ir al Aaiun a buscar al sargento. De vuelta a Edchera, me tocó volver al Aaiun en busca de víveres para la cantina, no hay que decir que mi tripulación y yo encantados de la vida. A la vuelta se nos estropeó el Land-Rover y nos quedamos en medio del desierto. Suerte del conductor que es muy hábil y solucionó el problema, aunque las tres horas en mitad de la nada no nos las quitó nadie.
Llega fin de año y de nuevo fiesta grande, la única diferencia con Noche Buena, son los doce granos de uva y que podemos dar por liquidado ese 1974 tan diferente y triste.
El día 2 de Enero de 1975 vuelve a ser un día de mucho ajetreo de buena mañana resulta de que el sargento me llama y me dice que se encuentra fatal, muy normal con todo lo que había bebido esos últimos días, cualquiera estaría a punto de ir al infierno. Voy a la emisora de mi coche para contactar con el Aaiun y avisar al teniente que el sargento se encuentra mal, pero la emisora ha dejado de funcionar, o sea que se ha estropeado. La conexión la hacemos desde otro vehículo y el teniente me dice que lleve al sargento al Aaiun con mi Land-Rover para que reparen la emisora. Como siempre los de Edchera acabamos dando la nota, nos hemos presentado en el regimiento con el coche completamente sucio, vestidos para ir al oasis, con barba de dos semanas y aún suerte que no han advertido nuestra presencia. Me presento al teniente y éste me nombra jefe accidental de la sección de transmisiones de Edchera, como cabo más antiguo, mientras no vuelva el sargento o no esté él. Al volver a Edchera y durante tres días me tuve que preocupar de todo lo que habitualmente hacía el sargento, organizar la limpieza, las practicas de radio, la teórica, los servicios y estar atento por si el 4º tercio necesitaba algún coche de transmisiones.
Companys llicenciats
A punto de acabar la mili y en mi última estancia en Edchera me endosaron un servicio de semana, concretamente desde el 26 de Marzo hasta el 1 de Abril de 1975.
Fueron muchas las salidas al desierto que hice durante los siete meses que estuve en Edchera, pero también estando en el Aaiun, ya que a pesar de estar en el regimiento de ingenieros, cuando nos necesitaban en Edchera había que acudir rápidamente. En los dos últimos meses es cuando tuve que realizar más salidas, tantas que prácticamente me pasé todo el tiempo en el desierto.

About Mili Sahara

Saharià 1974-975 (caporal transmisions, Villa Cisneros i Edchera)

Posted on 19 Abril, in esp (16) En el cuartel, esp - Joan d'Argila, Hilari. Bookmark the permalink. 2 comentaris.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: