MISIÓN EN EL SAHARA

Joan Corominas Requena

Regimiento Mixto de Ingenieros nº 9 Transmisiones Villa Cisneros Sahara A.O.E. desde Enero hasta Diciembre de 1974

Joan Corominas a la caserna Alejandro Farnesio

Se me hace difícil recordar con precisión los datos, pero lo que a continuación explico, debía de suceder muy probablemente entre los meses de Abril y Junio del 1974.
Todo empezó a primera hora de la tarde, justo después de la comida. Al llegar a la compañía me encontré que el sargento Naranjo ( los que lo conocieron recordarán que era una buena persona y mantenía con la tropa una cierta cordialidad ) estaba montando una operación con el objetivo final de recuperar su coche que por causas difíciles de explicar se había quedado averiado en Aargub. El operativo lo componían más o menos dos o tres Land-Rovers y un camión.
A la ida el viaje fue normal. Al llegar al final de la carretera asfaltada en dirección al Aaiun giramos a la derecha, justo al fondo de la ría, y el camino se convirtió en una especie de pista a tramos asfaltada y a tramos con restos de asfalto que parecía que se hubiera caído más que no puesto.

A las pocas horas llegamos al destacamento y vimos el coche. Se trataba de un Wolkswagen deportivo, descapotable, de color rojo, en aparente buen estado, pero averiado. Acto seguido, puesto que se hacía tarde, se enganchó el coche al camión y de forma que solo las ruedas de detrás hacían contacto a tierra, es decir el coche iba con el morro levantado. En estas condicionas empezamos el viaje de vuelta.
Tras recorrer algunos kilometros el convoy se paró y el sargento subió a su coche y continuó el viaje mirando el cielo, era la única posición posible, y de vez en cuando disparando su pistola a derecha e izquierda, mas que nada para entretenerse. Al llegar al fondo de la ría el coche remolcado no podía con su alma y se decidió parar el convoy, cosa que hicimos justo al borde de un acantilado que daba al mar.
Acto seguido. el sargento mandó desenganchar el coche y que unos guripas lo empujaran hasta quedar justo en el borde del acantilado; y dispuso el resto de hombres con los pies colgando del abismo a la espera de los acontecimientos; la orden siguiente fue lógicamente la de acabar de empujar el coche que se despeñó haciendo toda clase de ruidos, al tiempo que iba perdiendo piezas hasta llegar al fondo, que debía de estar situado unos treinta o cuarenta metros por debajo nuestro.
Con la misión acabada con éxito, a plena satisfacción de todos, llegamos a la compañía en Villa Cisneros, dónde nos esperaba la cena en la cantina, seguramente la de Sanidad que era la más frecuentada.

Corominas i Nolla al menjador de la caserna Alejandro Farnesio

About Mili Sahara

Saharià 1974-975 (caporal transmisions, Villa Cisneros i Edchera)

Posted on 27 Setembre, in esp (17) Salidas al desierto, esp - Corominas Requena, Joan. Bookmark the permalink. Deixa un comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: